lunes, 2 de julio de 2007

¿Y esto qué catzo es?

Un blogger amigo de por ahí me tiró una pelotita que gustoso atrapo en el aire. No sé bien de qué se trata un meme, pero me hago cargo del asunto, pese a lo pelotudo del nombre. La idea no está mal, porque puede disparar intereses que uno no sabía que estaban allí.

El mecanismo es trascribir (sin la n) el segundo párrafo de la página 139 del libro que uno esté leyendo (yo agregaría, porque es mi caso, o el que termino de leer, porque estoy en transición), y pasarle la posta a tres bloggers más, que en este caso son tres ladies, muy (pero muy) diferentes entre sí, a saber: yáeL, la condesa y la eléctrica.

Hice trampita porque es un párrafo muy largo que en realidad empieza en la parte final de la página anterior, pero es muy interesante anyway.


"Para dar mayor credibilidad aún a esto que digo, es necesario que les cuente que Salvatore Accardo, un grande entre grandes, vino a escucharnos en el año 1972 a Michelangelo, donde estábamos llevando a cabo un ciclo con el Noneto. Después de nuestra actuación se llegó hasta los camarines a saludarnos, y se enfrascó con Antonio (Agri) en una larga charla violinística a la que nosotros asistimos fascinados. Antonio, sabiendo frente a quién estaba, y haciendo gala de esa humilidad que quizá sea una de las características que lo han llevado a ser lo que es, le preguntaba a Accardo de todo acerca de cómo tocar, de cómo usar mejor el arco, de esto y lo de más allá. Luego de un extenso, apasionante y aleccionador rato, Salvatore manifestó estar muy cansado (esa noche había dado un concierto en el Colón) y con ganas de irse a dormir. Antonio le dijo que nosotros también debíamos irnos, porque en unas pocas horas teníamos que comenzar a grabar con el Noneto uno de los dos discos que finalmente hicimos con este grupo para la R.C.A. Víctor. Cuando Salvatore escuchó esto, inmediatamente y con una naturalidad pasmosa, alcanzándole el estuche donde los tenía guardados, le dijo: "Llevate mis violines y mañana, en la grabación, usá el que más te guste." ¡Antonio casi muere de un infarto! A ustedes les parecerá exagerado, pero resulta que los violines que estaban en ese estuche eran nada más ni nada menos que un Stradivarius y un Guarnerius, que no sólo eran dos joyas absolutamente únicas e irremplazables, sino que además su costo en términos de dinero era y es incalculable."

Oscar López Ruiz, "Piazzolla Loco Loco Loco, 25 Años de Laburo y Jodas Conviviendo con un Genio", Ediciones de la Urraca, Buenos Aires, 1994.

Si les interesa el final de la historia, Agri efectivamente se llevó los violines a su casa de Adrogué, temblando como una hoja por miedo a que se los afanen. Al día siguiente los llevó al estudio y grabó algunos temas con ellos. El narrador, Oscar López Ruiz, es un conocidísimo guitarrista eléctrico de formación jazzística que tocó con Astor Piazzolla en diversas formaciones de los grupos de este último.


14 comentarios:

yaeL dijo...

anoche terminé uno olvidable y hoy empiezo otro al que le tengo fe, ¿cuál prefieren?

bonito lunch dijo...

por que ahorra la n si se puede de las dos maneras eh.
esta economizando
pongala a mi cuenta

Roedor dijo...

yáeL: the best is yet to come, como siempre. Usté sabrá.

Lunchero: la vida es tan corta que poner una "n" de más me priva de seguir disfrutando mi loca vida.

La condesa sangrienta dijo...

Estoy leyendo uno y releyendo otro a la vez ¿cuál vale? ¿tengo que escribirlo aquí o en mi blog como hizo ud.?

Tucho dijo...

Qué bueno el título del libro, dan ganas de leerlo. Me dijeron que el que está muy bueno es la biografía de Miles Davis ¿por casualidad lo leyó, Roedor?

Ah, para Lunch: peores son los que ponen septiembre sin pé, es verdaderamente odioso.

Roedor dijo...

Vale el que venga, countess, no se haga la estirada. Y resulta obvio que la intervención es en su propio blog, y de ahí tira la botellita a otros.

tucho, no leí esa biografía. Si llego a poder bajarla lo haré. A veces se consigue en la mula.

Septiembre sin p es impperdonable.

La condesa sangrienta dijo...

Estoy esperando la ayuda técnica que me diga cómo poner las etiquetas para seguir la posta y transcribir (con n)el texto correspondiente.

La condesa sangrienta dijo...

Estoy esperando la ayuda técnica que me diga cómo poner las etiquetas para seguir la posta y transcribir (con n)el texto correspondiente.

No more to say than this.. dijo...

"Los hijos de nadie
vagamos por la ciudad en trance,
amnésicos, catatónicos, perseguidos
por imagenes rotas que luego, infructuosamente,
intentamos rearmar en nuestras cabezas
alucinadas, paranoicas y delirantes"

Pg. 139. Y ya se nadie me preguntó, pero digo.

La condesa sangrienta dijo...

Podría decirnos un poquito más que eso, no? Por ejemplo título del libro y autor.
Nadie le preguntó pero ya que dijo, dígalo completo che!

No more to say than this.. dijo...

Los Hombres Invisibles, de Mario Mendoza.

La condesa sangrienta dijo...

graciasssssss!

Moltke dijo...

Leí una respuesta tuya en todosgronchos y me pareció genial. Era sobre Romina Picochoti, como resolví llamarla.
Participo como uno mas de un foro, te invito a que nos visites.
http://georgesand.s4.bizhat.com/index.php?mforum=georgesand

Moltke

Roedor dijo...

Motke, yo le agradezco sus palabras, pero luego de merodear por el lugar ese (ya sabía de la existencia, de todos modos), ver algunas de las opiniones y palabras/conceptos como seprin, la pando, y esas cosas, le deseo la mejor de las suertes pero va a tener que seguir solo en sus andanzas.

Casi el mismo problema sucede en todosgronchos, donde el mismo dueño del blog a veces desorienta. Transita la fina línea que hay entre la inteligente ironía cruel y un protofascismo autoritario y discriminador del que se hacen eco algunos trastornados. Posiblemente usted esté en ese grupejo, pero no es asunto mío, por lo cual no me voy a preocupar por averiguarlo.

Que tenga una excelente vida, che.