miércoles, 25 de julio de 2007

Otra vez esa mujer

Las características que se perciben (recordemos, percepciones son realidades), son, algunas más, otras menos, las siguientes:

Autoritaria. Mandona, en criollo. Calculadora. Pero impulsiva. Intolerante. Frívola. Ambiciosa, rayana en la codicia. Megalómana. Mentirosa. Hipócrita. Maquiavélica. Adúltera. Traicionera. Amante del lujo y la plata ajena.

Periodistas y extranjeros en general, bastante poco informados, ya la comparan con Evita, y los más conocedores con la tercera esposa del general, la que efectivamente fue presidente pero por fallecimiento de su marido.

A diferencia de ambas, la actual First Lady, que de ella hablamos, fue elegida por el voto para los cargos que ocupó. A diferencia de ambas, y de muchas otras mujeres involucradas en la política argentina, la Lady fue a la universidad y se graduó, a la vez que militaba. Todo indica que si bien pudo haber tenido algún acceso fácil a algunas cosas, la mayor parte de las veces tuvo que hacer las cosas the hard way.

Ajá. Esto no es un panegírico, ladies and gentlemen.

Esto pretende ser un prólogo a la chorrera de comentarios machistas de país machista que somos, donde hasta la mayoría de las mujeres lo son. Todos sabemos que en épocas electorales está todo permitido, y si no pregúntenselo a los "hermanitos" Fernández. Y esto se va a venir y pondrá nuevamente frente a nuestras narices lo subdesarrollados que somos, porque para colmo los críticos de la lady ni siquiera tendrán la excusa de que se trata de una gorda fea como la Bachelet o la Merkel, o una aspirante con aspecto de frígida como la Royal.

Una mujer en este país siempre va a tener que pelear un poquito más para lograr lo que quiere, y a veces entre sus rivales u obstáculos o limitaciones figura su propio género y sus congéneres, perdón por la redundancia. Lo realmente penoso sería que precisamente se utilice esa "diferencia" como argumento de campaña. Por lo que se ha visto antes, no extrañaría.

Pero así son las cosas.

Te digo más: no pienso votarla. Pero creo que hasta no me caería mal que gane las elecciones sólo por admirar un poco más de bajeza humana troglodita ahí expuesta, en los medios, las revistas, las oficinas, la calle, todo. Un montón de orangutanes que creen ser personas. Lástima que después pague las consecuencias, ¿no? No sólo yo, mis hijos también, posiblemente.

Pero esos vestiditos brishantes le quedan realmente bien, ¿no?






6 comentarios:

bonito lunch dijo...

estoy toalmente de acuerdo.
ademas si evita viviera ,isabel sería soltera.

estejulioesuno dijo...

No me cae bien que siempre esté vestida de fiesta, como en la foto, y nunca con un trajecito sastre, que es ropa de trabajo. Pero que está linda, está linda. Estoy de acuerdo con todas las caracetrísticas que diste ut-supra, menos la de aduúltera, que no me consta. La Carrió no está tan buena pero me gusta más.

Roedor dijo...

julito, pero si siempre está de joda la Cris, mi viejo... Las veces que la vemos revoleando el dedito en una sección no se la aprecia de cuerpo entero. No es de mi gusto, igualmente, es una mujer mayor...

Lo de adúltera no me consta tampoco a mí, pero son percepciones del soberano. Si nos ponemos rigurosos, tampoco me constan unas cuantas de las otras características enunciadas. Pero así somos de arbitrarios acá.

Lau dijo...

A mi me "contaron"...que sí, que anda con alguien que tiene su mismo apellido (y no es K)
jeje.


Ser linda, poderosa e inteligentees jodido.
No sé si la votaría igual.

Roedor dijo...

Lo de linda va en gustos. Para una cincuentona no está tan mal, digamos, pero no la verdad es que no me llama.

Uno de los F. salía con Vilma Ibarra, pero oficialmente. Creo que ya no más. Queda el otro. No sé, a mi la promiscuidad me produce cosa.

Stella dijo...

Disculpe, pero tengo el defecto de hacer "revisionismo posteano" cuando entro a un blog que me parece interesante. Es un embole llegar tarde a los posteos, pero no puedo evitar meter un bocadillo!!
A mi no me molesta que se vista mal, tampoco me molesta demasiado que sea adúltera, o mandona.
Lo que si me molesta, y hace que me caiga muuy mal, es esa manía que tiene de arrugar la nariz cuando va a saludar a alguien del "pùeblo". Alguna vez la vió metida entre el público dando besos a los nenitos pobres? Pone una cara de asco, que realmente me hace dudar de que le importen en algo!