lunes, 2 de julio de 2007

El síndrome CQC & The Blog Police

En estos días estoy recontranavegando por una pila de blogs, y la conclusión apresurada es que lo que parece diversidad a veces no lo es tanto: en casi todos ellos, con mayor o menor suerte, existe lo que llamo el síndrome CQC, es decir la necesidad (generada vaya uno a saber por qué) de demostrarle al universo, en comments pero también en posts, que él/ella es un banana bárbaro, con el retruécano justo, el latigazo verbal-conceptual filoso y mordaz, el chiste inesperado, la crueldad de entrecasa, todo eso en una pátina de superioridad intelectual (¿no será mucho?), que posiblemente sea digna de mejor causa.

Me parece bárbaro, en realidad. El mundo es libre, y a veces nunca viene mal un poco de wit, según la casi intraducible expresión inglesa. Aclaración importante: me río mucho con muchos de ellos, y ojalá yo tuviera la mitad de su ingenio.

Pero por momentos algunos parecen los típicos graciosos de cumpleaños que ni siquiera se pusieron en pedo con un buen Veuve-Clicquot sino con un par de tubos de Quilmes berreta.

Salvo, claro está, que el objetivo sea impresionar a féminas de la autopista, y terminar en lugares más íntimos en el mediano plazo.

Si es así, todo (pero todo, ¿eh?) es respetable.

Como un fenómeno paralelo y eventualmente relacionado, existen en la blogósfera los ratis de ocasión, que pueden o no ejercer el sutil arte de la ironía al pie y de rabona. Esta gente, que no tiene la culpa de no tener un blog, parece encontrar un destino glorioso en la vida señalándole a comentadores y bloggers cuán pelotudos son y cuán por encima intelectualmente (de ahí la ligazón) están ellos/as sobre nosotros/as.

El problema con estos ejemplares es que, a diferencias de los soyapas, con esa actitud difícilmente se ganen una minursa, dado que invariablemente son hombres (anónimos como uno, pero sin nick) y tienen esa actitud de patrón de la vereda que ya tiene en su espalda muchas noches de rocío.

Amo a ambas subrazas, me permitieron escribir una de mis habituales pelotudeces un lunes por la mañana con poca inspiración (menos que la habitual, lo que es mucho decir).

14 comentarios:

Luigi dijo...

Eso de "banana" no lo escuchaba desde la secundaria, jajajajaja; Lo usan los chicos ahora? como llamarán al "banana" del curso?

Recuerdo que era un cantito estandar, por ejemplo, al compañero de apellido "Rodriguez"
"Rodriguez...
Banana...
Que rica...
Está tu hermana..!"

Bene... se me notan los dos tubos de Andes? (esto es mendoza, acá no tomamos quilmes)

bonito lunch dijo...

luigi se está perfeccionando ,me gustó.
yo tenía ganas de escribir sobre los personajes que comentan en blogs .pero ud. se me adelantó .
los que no soporto son los chupamedias ,que todo lo que escriben por ej. herbie ,cadorna ringo etc. ,para estoe tipos siempre son genialidades .y casi nunca pasan de simpaticos ,por decirlo de una manera educada.creo que lo hacen para que despues le comenten lindo en sus blogs.
y hay muchos especimenes mas que ud retrató muy bien

bonito lunch dijo...

ah y disculpe mi ignorancia ,pero esa marca de no se que bebida es no la conozco .yo tomo quilmes que me parece la cerveza mas rica incluidas las importadas . la santa fé tambien es buenisima

La condesa sangrienta dijo...

Iba a dejarle un comment, pero a último momento me acobardé...quién sabe en qué categoría me habrá ubicado!
(y Luigi que me compara con Arjona, too much!)

Minerva dijo...

Qué lindo todo lo que escribió, usted es el mejor!

Roedor dijo...

countess, el sarcasmo y el chascarrillo son siempre bienvenidos. El asunto es cuando eso deviene una pose para ganar vaya a saber uno qué concurso, ¿vio?

No sea tímida, che.

Lunchero, la bebida mencionada es un champagne fino francés, ni el más fino ni el más caro, pero no de supermercado, digamos. A mí me gusta la Isenbeck, no la Quilmes, esta tiene gusto metálico y da resaca si me quiero bajar 10 tubos (je).

Minerva, usté es la diosa de la inteligencia, literalmente.

Luigi dijo...

Doña bloody, me cortaría la mano antes de intentar herirla !! (por lo visto, no le gusta arjona).

Y ahora sip, con el ojo de GH de dueño de blog juzgándolo todo, la verdad que da miedo escribir algo... jejejeje

La condesa sangrienta dijo...

Lo que no me banco demasiado son esos "comentaristas voyeurs" que se calientan leyendo las aventuras amorosas/glamorosas (copias de The Sex & the city) de ciertas bloggers y piden más, más.

Luigi: todo bien, ya pasó. Me pegó fuerte pero me repuse pronto, je.
Roedor: me duró poco la timidez, vió?

glenda dijo...

Chupate esa mandarina. No digo más por las dudas. Saludos.

Roedor dijo...

A la pelotita, se me ofendió la glen.

No, preciosa, no se me vaya, usté siempre es bienvenida. Yo sólo apunto a los farsantes y simuladores, che.

Darío García dijo...

Lo que decís en este post es una sensación que también tuve al navegar mucho por esos lares. Los peores son los que necesitan ser bananas haciendo pelota a otro, y los más comunes por cierto.

glenda dijo...

Nooo, como me voy a ofender!!, pero por las dudas cierro el pico un rato no vaya' ser cosa, vio? Ando con días de cola de paja y capa caída, no estoy para enfrentar embates.

Roedor dijo...

No habrá embates, glen, al menos acá. Tampoco voy a andar cuchicheando por los rincones mientras usté no escucha.

Soltate, soltate el pelo...

Sauria dijo...

qué? acaso yo no soy la única con el latigazo verbal-conceptual filoso y mordaz? hay mas??! ay! de verdad que los blogs sirven para levantar minursas? y tipursos? guaauuu, yo que estaba desperdiciando tanto potencial y no lo sabía!!

besos al dueño de casa!