viernes, 13 de julio de 2007

Si te enfermás, sos un enfermo

La mención de las publicidades en el post de abajo me trajo al primer plano de mi conciencia (¿no suena importante?) una tendencia que existe desde hace años, pero que cada día está más exacerbada.

Una de esas publicidades muestra lo bien que se siente un tipo que al comienzo del comercial se siente mal, pero que entonces se da el saque y anda haciendo acrobacias, trapisondas y diabluras por la ciudad. Otras publicidades te dicen directamente que no podés permitir que la gripe te detenga, otra que el dolor para, pero vos no, etc. Pero de la publicidad ya hablé antes.

Lo que me da escalofríos (justamente) es la tendencia de lo mal visto que está enfermarse, al menos en esta ciudad. Es como que sos un paria, che. Un descastado. No podés justificar un faltazo al laburo, o a la universidad o al colegio secundario (a los pibes todavía los perdonamos) por una vulgar bacteria molesta.

La explicación obvia es que en esta economía salvaje que supimos conseguir, mucha gente cuenta con los premios por presentismo y/o puntualidad para redondear una cifra adicional que ya consideran, con justa razón, como parte de su salario. Un faltazo son a veces un par de compras en el supermercado, y eso es mucho, cómo que no.

Pero la otra, la que se atisba bajo esa superficie casi hasta heroica, o sea, me esfuerzo un poco y junto una moneda más (reitero: nada desdeñable ni criticable), es que la percepción general es que tener un cacho de fiebre no es excusa para dejar de cumplir con tus obligaciones, que una persona de ley es más que esos obstáculos. La responsabilidad, la hombría de bien, la madre coraje, el estudiante modelo, todos esas entelequias y fantasmas terminan tapándote la boca con la bufanda y hace que salgas a la calle a dar lástima un rato para regresar más hecho pelota todavía y finalmente, como corresponde, usar el fin de semana originalmente destinado a la recreación a curarte para luego, sí, empezar de nuevo enterito la semana entrante, y volver a ser, ahora sí, un ciudadano, padre, madre, hijo o hija de primera categoría. No sea cosa que me confundan, ¿no?

12 comentarios:

marie dijo...

Es tal cual. Hace un par de años el medico de guardia me pidio que me hiciera una placa porque era probable que tuviera neumonia, le conteste que iria despues de trabajar!!!!????.A las tres de la tarde no aguantaba mas, volaba de fiebre, y en efecto, cuando volvi al medico,me diagnostico neumonia: 10 dias como minimo en casita, y yo llorando como una boluda pensando en todo el atraso en el trabajo.El tipo,enojado, me dijo unas cuantas cositas que me vinieron muy bien para cambiar de actitud (al menos en lo que al trabajo se refiere).

flor dijo...

Las publicidades de las que hablás son nefastas.

Hace poco salió una de Ibupirac creo que rompía con esta racha de publicidades "fumonas". Decía algo así como que si después de hacerte un tecito con miel, meterte en la cama, descansar...no se te pasaba el dolor, Ibupirac iba a estar para acompañarte.

Me pareció una publicidad tan correcta que resaltó por sobre todas las otras donde se ven a tipos saltando por los aires.

Lo del presentismo puede ser una explicación pero de lo que nadie habla es la plata que se gasta cuando uno se agarró una neumonía o algo peor porque no paró cuando tenía que parar.

Y menos que menos eso de ir a la oficina con gripe y contagiar a todos los colegas.

En fin.

Concuerdo con tu post. Alguien tenía que decirlo y vos lo dijiste my bien.

Roedor dijo...

marie y flor, precisamente es eso lo que quería destacar: cuánto más perdemos por estar hechos unos estropajos gracias a nuestro sentido de la "responsabilidad". Puedo entenderlo en alguien que recauda quizás hasta un 10% o 20% menos de su salario por faltar, la vida está dura, etc. etc., pero ese cachito de salud perdida y (quizás) de dignidad que se va a los caños es difícil recuperarlo.

Y el ibupirac está carísimo, salvo que compres los placebos por 2,50...

Almirante Margarito dijo...

Yo creo, estimado Roedor, que hay que practicar una guerrilla marketinera, contestar con sus mismas armas. Desarrollar "conceptos" como el "Ill spa" y de a poco y sin que nadie lo advierta a tiempo ir "resignificando" el valor de estar enfermo, convertirlo en algo "fashion", digamos. Como durante el romanticismo, cuando era pecado no andar por ahí escupiendo sangre. Bueno, no sé, algo así.

marie dijo...

si,completamente de acuerdo con vos, y exactamente ese fue el planteo del medico.

Talleyrand dijo...

muy buenoo

El Perro dijo...

Excelente. Además, ni siquiera me causan gracia...y estoy a favor de la campaña de revalorizar la enfermedad.
Siempre que he estado enfermo, he tenido el ocio necesario como para poder sentirme realmente creativo.

Roedor dijo...

Bueno, Almirante, si bien es algo parecido, me parece que le ganaron de mano con su idea de exaltar el aspecto enfermizo: hasta no hace mucho tiempo las top models europeas, principalmente británicas, además de tener edad tope de 20 años (a los 21 iban al retiro por viejas), todas pesaban 39 kilos y tenían aspecto de heroinómanas y vaya a saber uno qué enfermedad oculta, además de la típica cara de perro que ponían en el catwalk. Creo que el único país del mundo donde la top model está casada, tiene dos hijos, pesa como 60 kilos, sonríe cachetuda todo el tiempo y tiene cara de chanchita, es la Argentina... Vivan las enfermitas, entonces.

Perro, no hay nada como quedarse pelotudeando un rato en la casa. Uno de mis experiencias más raras fue el 11 de septiembre de 2001 (sí, ese día). La noche anterior me sentía mal, entonces al día siguiente tipo 8 y pico me levanté para avisar al laburo. Mientras pelotudeaba por el living prendí la tele y vi una de las Twin Towers humeando. Al ratito vi un avioncito en directo estrolándose y mientras pensaba, "puta que son buenos para los efectos especiales estos yanquis", la pasé bomba... Ese día, luego de enterarme de la cruel realidad, volví oficialmente a hacer actividad física deportiva regularmente (hasta hoy inclusive) porque la vida es corta y no hay mucho tiempo.

Talleyrand dijo...

jajaj muy bueno che en serio......abrazo y lo seguire visitando eh
date una vuelta por el mio..escucho criticas por ser novato je
http://2papiros.blogspot.com/

bonito lunch dijo...

le puse en mi blog lo que me pregunto del disco que canta jim.

Roedor dijo...

Talleyrand (lindo nick, toda gente muy creativa acá), yo calculo que tengo algunos años más que usté pero las críticas espero seguirlas recibiendo durante mucho tiempo. Sirven, le garantizo.

lunchero, ashá voy. Chequeo, bajo y le cuento. Ahora que recuerdo, Robert Downey, Jr. grabó una versión de Penny Lane. La tengo por ahí, es realmente buena.

Darío García dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que comentás de estas publicidades. Que no son otra cosa que el reflejo de un discurso que ya está instalado en la sociedad urbana y caníbal en la que vivimos: seguí para adelante, no pares, a full en la semana, y el fin de semana... tampoco podés parar, tenés que "disfrutarlo a full", saliendo, reuniendote mucho mucho, nunca estar solo... .
Las apariencias y lo que uno hace y cuenta que hace son lo importante, nunca lo que piensa, je. Saludos.
Ah! y ya está Pure nonsense en los links de Viaje Secreto.