lunes, 4 de enero de 2010

Lo lamento...



... sólo me pongo contento cuando mueren asesinos impunes, y este tipo seguro que no lo era.

Pero eras un grasa, man....

Descansá en paz, y por favor que alguien haga algo para detener a los temerarios que quieren hacenos creer que era un genio de la música popular...

Amen.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Aguante, alguien que pone la posta! Y hay que soportar que las tilingas de Mirta Legrand y Susana Gimenez lo comparen con Gardel, Pero por favor... CLARIN CUANTO MAL QUE LE HACES A LA HUMANIDAD REPLICANDO HASTA EL HARTAZGO A GENTE TARADA!!!!!!!

emeygriega dijo...

Qué tendrá que ver lo grasa y a quién se le ocurre que sea un genio musical.
Anónimo: el público de Sandro lee Diario Popular, Clarín lo lee la gente que quiere distinguirse de aquellos.

Saludos.

Roedor dijo...

No seas idealista, MY, Sandro no era el gauchito gil. Le gusta a un montón de señoras que compran Caras también, y que viven a metros de tu casa...

mujerdeole dijo...

Coincido en que lo que nada de lo que hizo me gustaba, ni sus temas, ni sus películas, ni su voz.
Pero la verdad me puso triste su muerte, siento que era alguien muy querido y tal vez joven para irse. Desde ya compararlo con Gardel es demasiado.
Pero amigo Roedor, a qué se debe este tono de Agustín Pichot, con Amén incluido, no me cierra...
Un abrazo hinchapelotas

Anónimo dijo...

te falto
meentendess!

emeygriega dijo...

Yo no contrapongo a las nenas con las nuevas ricas, claro que son nenas con brushing. Para mí Rosita Martinez Suarez y Susi Gimenez son dos nenas, pero peor vestidas y peor habladas.
Digo que las mujeres que sinceramente se emocionaron con su música y con él como hombre no necesitan que Clarín las cebe, los pobres no necesitan avales sociales para consumir lo que quieren, de lo contrario seguirían Clarín espectáculos como sí hacen los que viven en barrios medios.
Mirá la cumbia. No nos gusta, pero es una expresión genuina, o vamos a decir que al cumbiamba le importa lo que opinen los críticos de diario.

Roedor dijo...

Sandro era un cantante/compositor. Punto. Su aporte a la música popular fue horroroso. Punto. Lamento que haya muerto como lamento la muerte de don Tino, el carpintero que arreglaba los muebles de mi casa cuando yo era chico. Era un buen tipo, la gente lo quería, punto. Pero nada más. Acongojarse porque era popular, bueno, se morfaba gordas (je, sí, me encanta la grosería de la expresión), low profile, vivía en Banfield, etc.,... qué se yo, me parece como demasiado. Todo es demasiado extramusical y demasiado teñido por sensiblerías. Todo bien, pero no es my cup of tea.

Ahora, no me van a negar que en los medios lo están poniendo poco menos que al nivel de Gainsbourg...

Besos a mis queridas hinchapelotas.

yael dijo...

bueno, ud. sabe que a cada muerto le hacen lo mismo...

emeygriega dijo...

¿Y para qué posteaste, Cacho?
A don Tino no le hiciste un post.
Con llamarte a silencio y no venir a joder mi homenaje sensiblero, demagogo y nabo, sufi.

Beso y volvamos a Capuccino, por favor.

Anónimo dijo...

ojala fueras vos un grasa como sandro , flor de pelotudo

emeygriega dijo...

Roe: este tipo de anécdotas te va a encantar, mirá qué lindo:
http://elmagma.blogspot.com/2010/01/ricardito.html

Roedor dijo...

Yáel, yo quiero que se mueran todos, tengo una lista así de grande, y hasta me bancaré varios accesos de necrofilia pública. Arjona, para empezar.

MY, my dear, tengo derecho a que no me guste el grasa de Sandro. Don Tino era bárbaro, mirá, pero nadie va a leer un post sobre él... Sus familiares están todos empujando las margaritas desde abajo, y salvo mi vieja y otra más que no leen blogs, todos sus clientes también...

Bien, viendo la aparición del anónimo, puedo concluir que he vuelto en gran forma, ya tengo anónimos imbéciles que postean huevadas en lugar de usar su tiempo libre en cosas creativas. Igualito que en otros blogs que suelo admirar y leer. Como decía Fast Eddie Felson en la peli (obra maestra) de Marty: "I'm back!".

Roedor dijo...

Linda la historia de Little Richard, MY. Yo conocia un par de historias simpáticas de Sandro en esas sesiones de grabación. Sandro efectivamente era un grasa, pero era muy cool, si ambas cosas son compatibles.

Una es la pequeña carpeta o alfombrita mullida que tuvo que mandar a comprar García de urgencia para que el ruido de los tacazos rítmicos de las texanas de Sánchez no arruinaran la grabación mientras cantaba. Don Roberto las usaba caras y desde mucho antes que el otro Ricardito, el muppet Ford. La alfombrita puede apreciarse en algunas fotos de esas sesiones que andan por ahí.

La otra la cuenta Aznar, quien junto con Lizarazu y García se dedicaban a cholulearlo a morir (palabras de ellos). Pedro en un momento, quizás por razones legales (quizás proucto de su paso por el PMG) le dijo a Sandro muy seriamente que después de las sesiones "arreglaban el tema del pago", a lo cual Sandro se le cagó de risa en la cara, obviamente dando a entender que estaba allí por puro placer. Pero calculo que para un cartón de Dunhill le debe haber alcanzado el cachet...

Mauri K dijo...

Roedor, me parece que no entiendo tu idea de que debe ser para vos un artista popular. Mismno si era un "grasa" no niegues que tenia su estilo.Me gustaria que lo amplies.

Y Gainsbourg es el Sandro frances.

Giselle dijo...

Un nuevo objeto camp para los que, de pronto, se ponen a reivindicar "lo popular" que íntimamente siempre han despreciado. Como pasa con la cumbia. Un buen tipo, seductor, súper carismático, estamos todos de acuerdo, pero ¿un gran artista? No, no y no.

Roedor dijo...

Yo no niego que Sandro tenía su estilo, y de hecho era una contradicción caminando, dado que el tipo sabía bastante de música, leía mucho y poseía una mente inquieta. El producto que vendía era de pobrísima calidad, pero no trataba de ponerse en poeta/juglar/mensajero del pueblo.

No sé dónde está el problema de ser o no un "artista popular", yo no decido quién lo es quién no. Simplemente no me gusta, del mismo modo que algunos brainiacs electrónicos a quienes escuchan 6 tipos también me parecen de cuarta.

Me preocupa cada vez más la toma de posiciones extremas, o estás conmigo o sos mi enemigo, o estás de un lado o estás del otro. Eso se trasluce en casi todos los ámbitos de la vida argenta, empezando con la política, y sin excepciones de ningún bando.

Sandro como "artista" jamás me gustó, y me parece como mínimo curioso, o una pose, que gente como García lo haya reivindicado en un momento. Con la "actitud" y el "aguante" no se hace un artista, y creo que eso es lo que rescataron de él algunos rockeros nacionales.

Por otro lado, es evidente que ni Federico Moura ni Adrián Dárgelos habrían llegado a lo que fueron y son si no hubiese existido Sandro. Y ambos lo reconocieron públicamente, con el detalle de que el finado Moura lo hizo cuando no era nada elegante admitir ese tipo de influencia (que es evidente en algunos de sus rasgos).

Espero haber "ampliado" y no "aclarado para que oscurezca". Gainsbourg, en mi humilde opinión, sí fue un revolucionario porque se metió con los tabúes de una sociedad hipócrita y se cagó en ellos produciendo música y "eventos" tan feos como él, además de casarse con una de las mujeres más bellas del mundo. Mucha de la música "indie" de la década pasada está inspirada en él, que no tuvo vergüenza en mezclar estilos, poner elementos country o de music hall sin posturas intelectuales (como sí lo hizo Bowie, un genio pero "serio"), y ese tipo de cosas. Algunas melodías de Gainsbourg son muy buenas, algunas letras son excelentes, no sé cuántas canciones de Sandro me parecen memorables más allá de una famosa que yo cité en un post muy viejo.

Básicamente estoy de acuerdo con lo que dice Giselle, pero Sandro nunca me quitó el sueño como artista. Me parecía un tipo muy rápido de cabeza y muy inteligente, pero yo no aprecio cantantes o artistas de performance por esos rasgos sino por lo que sale de los parlantes.

Llevando eso a extremos no sé si tan comparables, yo tendría que odiar a Richard Wagner por sus deplorables y aborrecibles posturas ideológicas, pero para mí es uno de los grandes genios de todos los tiempos sin el cual no se concibe la mitad de la música que vino después, incluyendo bastante de la música pop o rock, no tanto musical sino conceptualmente.

Uf. Cuántas explicaciones hay que dar, che...

yael dijo...

por eso digo.

Anónimo dijo...

tenes razon , sorete, no mereces q comente en este blog

Anónimo dijo...

buena pregunta mario

q es un artista?,

buena pregunta mario

un artista es alguien q llega , q emociona , q conmueve a la gente con su "arte"

por ahi no canta perfecto pero interpreta mejor q otros q si lo hacen , con sentimiento. otros son excelente interpretes y frios como una heladera, no te mueven un pelo

un artista popular es alguien q hace eso y tal vez no es un genio musicalmente hablando

sandro sin duda lo era, un artista, un idolo popular y por si esto fuera poco una excelente persona

y vos sos un sorete

emeygriega dijo...

Giselle: estoy algo de acuerdo con vos, yo no difruto de Sandro artista. Pero sí creo que ser popular es muy importante y reivindicarlo no está mal. No vendió fruta, no mintió, no "buscó moneda", embelleció la vida de millones de personas. No es poco. ¿estás de acuerdo?

Roedor y Mauri: no encuentro conexión alguna entre Gainsbourg y Sandro. El primero fue de élite, el segundo no. El primero ladraba, el segundo afinaba muy bien. El primero tenía una poesía muy sofisticada, Sandro habló clarito clarito.
Hay una anécdota lindísima que contó alguien ayer: parece que Sandro lo llamó a Horacio Ferrer, de quien era amigo, y le dijo: "Ferrer, escribís mal. Metaforeás tanto que cuando alguien entendió el primer verso vos ya vas por el quinto".

Me parece que Capusotto en "Arteaud para millones" ilustró ésto genialmente.

Saludos a todos.

Roedor dijo...

Son maneras distintas de llegar a la gente. Algunos me llegan, otros no.

No le veo nada malo a alguien que "metaforea mal". Con ese criterio, tendríamos que estar escuchando arjonas todo el día, cosas burdas, toscas, sin imaginación, vulgares y obvias.

La apología del "ídolo popular" del anónimo me da mucha risa... Sos patético, man, andá a ponerle una vela a la Difunta Correa...