lunes, 18 de octubre de 2010

Friendly Fire III

Seguimos con las brillantes ideas que ponen frente a nosotros los creativos publicitarios argentinos, esta vez no atribuibles a sus propias desproporciones o sustancias controladas que consumen al momento de concebir los mensaje brillantes que sus clientes compran.

Una empresa que se dedica a fabricar gaseosas, que no es la líder del mercado "premium", tiene un pomelo "adulto", no dulce, que es la ventaja diferencial y el núcleo del mensaje que ostentan. Habían hecho una campaña hace un tiempo que se llamaba "cortá con tanta dulzura", que con humor y mucha observación había tenido mensajes muy claros acerca de qué querían que su público entienda.

Ahora tienen un sitio en internet donde las "parejas" de seres humanos pueden escribir qué es lo que no soportan de su significant other. Interesante. Después hacen una campaña de vía pública, entre otras cosas. No pude obtener ninguna imagen de esos afiches, pero ahí va uno de los grandes mensajes que, reitero, no tienen que ver con el "creativo" sino con cierto patetismo de unos cuantos de mis congéneres.

Ella: "No me banco que me pregunte '¿cómo estuve?' y que no se banque mi respuesta".


Algo así, estoy citando por lo que recuerdo pero ése era el concepto, palabras más, palabras menos.

Yo pregunto: ¿a quién se le ocurre preguntar "¿cómo estuve?". Dejemos de lado el hecho de que por ahí debimos habernos dado cuenta, pero aun si no es así, ¿en qué papel quedamos? ¿Necesitamos que nos rankeen?
¿Que nos brifeen por mail? ¿Que nos califiquen en Féisbuc "a Shanina le gusta... etc."

Hombres eran los de antes.

Para atajarme ante quizás alguna fémina indignada que nos trata de insensibles: en mi opinión la pregunta no debería hacerse jamás, ni siquiera conceptualmente. Quizás el formato aceptable sería "¿te sentís bien?" pero eso suena demasiado a un chequeo de estado ante una posible hipotermia o algo por el estilo, por eso es mucho mejor acciones y no palabras, ¿verdat?

17 comentarios:

brasil dijo...

No se / No me acuerdo

Lo que si , estuviste muy bien con el post...

¡sigue así!

La condesa sangrienta dijo...

Si alguien me pregunta '¿cómo estuve?', tenga la seguridad de que la próxima vez, no estará!

como dice brasil... siga así (sin hacer preguntas jajaj)
beso

Alelí dijo...

lo leì hace un rato y no me acuerdo si comenté....ji!

me parece interesante el énfasis que ponés en el tipo de pregunta y en qué momento. Y claro está, no es menor la percepción que se va teniendo a lo largo del encuentro, sea sexual o no.

Pero para eso mi querido, tenemos que dejar de mirarnos el ombligo o el pene y parece que este movimiento es una proeza digna de un gimnasta o gurú pero no para el hombre común.

Una lástima.

Roedor dijo...

Basta de ironías, brasil, esto es ciencia seria, no conjeturas...

Condesa, un silencio vale más que mil palabras. Haya estado uno "bien" o "mal".

No sea prejuiciosa, Alelí: todos tenemos nuestro costado sensible y a veces (a veces, sí) nos damos cuenta de que al lado, o encima o debajo, o alternativamente todo lo anterior, hay efectivamente un ser humano...

brasil dijo...

yo diría ciencia dura.

¿que quiere, que me tome el tema en serio?

A esta altura más o menos te das cuenta solito. Y si te llegan a estar mintiendo con la habilidad de Meg Ryan , en todo caso es un problema de ella por mentir

Matías dijo...

Por favor!!! La que consumen los publicistas debe ser bastante buena... Aparte reflejan una necesidad de saber que piensa el otro en todo momento, en vez de disfrutar. Típicas preguntas como "ustedes hablan de otras chicas?" o "vos mirás a mujeres en la calle?". Esas preguntas no hacen más que buscar problemas y no tienen ningún sentido. Abrazo!

Roedor dijo...

Gracias, Matías... By the way: "¿En qué estás pensando?"

Gabriela dijo...

si se termina amaneciendo con una persona que pregunta como estuve es indicio de que nunca deberia haber estado!

horroorrrrrr!

Roedor dijo...

Gabriela, no es ne'sario terminar amaneciendo, aunque ahora que lo pienso, en ese caso, sería mucho peor...

Gabriela dijo...

veo que vamos por carriles diferentes señor roedor, a mi edad yo ya elijo con quien me levanto, no con quien me acuesto :)

Mary Poppins dijo...

y todo depende como se lo diga

a mi no me parece tan mal la pregunta.
Es tierno que un hombre pregunte eso o que diga una mujer: Te gusto? Lo pasaste bien?

Quisiera entrar en detalles pero ...

brasil dijo...

Convengamos que preguntar "¡la pasaste bien?" si bien demuestra inseguridad, por lo menos demuestra interés por el otro.

"cómo estuve?" suena más a una preocupación egocentrico-deportiva, para nada elegante.

Roedor dijo...

Gabriela, sobre gustos... está lleno de escritos, obviamente. Veo que la cama pirañera no fue diseñada para Ud., mujer.

A todos los demás, suscribo 100% lo que dice o Senhor brasil. Es exactamente esa la diferencia.

estejulioesuno dijo...

Si el pavote preguntó cómo estuve es porque ella, previamente, hizo una simulación de goce muy lograda. No se tira a la pileta si no tiene el chaleco flotador

bonito lunch dijo...

otra pregunta que no tendrían que hacer las mujeres es: como me queda?.

Roedor dijo...

julito, ¿me parece a mí o esa pregunta luego de ese momento de presunta simulación suena a ironía feroz? No se me había ocurrido esa variante...

bonito, esa pregunta en realidad técnicamente no lo es, porque no existe respuesta correcta. Siempre uno contesta porque sí, para que se apure antes de salir, o para que compre de una vez y ya...

Dos aportes claramente basados en lo empírico, sindudamente.

Gabriela dijo...

me habla de cama pirañera a los 40 pasados?? usted no era el que se aburría en los 80???

parfavarrr.. le falta subirse al parlante en jean nevados y se dedica de lleno a revivir etapas no quemadas.