miércoles, 20 de agosto de 2008

¿De qué te reís, boludo?


La historia, vagamente, viene así:

Cuando hace unos 15 años en Hollywood estaban produciendo la versión con actores de "The Flintstones" (Los Picapiedras, para nosotros los sudacas), le hicieron un reportaje a uno de los guionistas, quien contaba que en las charlas de preproducción, a uno de los personajes (me parece que era el que hacía Halle Berry) le querían poner Rosetta Stone.

Muy gracioso, me dije para mis adentros.

Seguí leyendo, y el tipo (quien obviamente conocía a sus compatriotas mejor que yo), dijo que al final lo habían descartado y la habían dejado como "Miss Stone" a secas o algo así, porque la opción era "que se rían 4 arqueólogos o la mayoría de la gente que iba al cine, y preferimos esto último". No soy arqueólogo pero leí algo (además de ver a la vera Rosetta Stone de cuerpo presente en el British Museum hace unos años, bien robadita como casi todo lo que hay ahí dentro), y el chiste me pareció ingenioso pero algo elitista.

Toda esta introducción es para afirmar que no todo el mundo se rie de lo mismo.

Yo, por ejemplo, además de disfrutar a The Muppet Show, Seinfeld, Curb your Enthusiasm, Mel Brooks, Monty Python y unos pocos más, me divierto muchísimo (como antiguo estudiante de inglés) con el Spanglish, bastardeado recientemente por un mediocre humorista que escribe en el mediocre matutino de los Mitre, y rebautizado "Brutish English".

Basil Thomson era un tipo que escribía en The Buenos Aires Herald entre la década del '40 y la del '70, y solía encontrarse con un amigo también de origen británico que vivía acá y con quien jugueteaban con la idea de hacer un diccionario "Irish porteño". Compartían tecitos en la Av. de Mayo y la historia era que pagaban la cuenta una vez cada uno. Un buen día uno de ellos no se acordaba si era él o el otro quien debía garpar, y pensando en voz alta, dijo "I think that it touches to me", literalmente: Creo que me toca a mí (lo correcto habría sido "I think it's on me").

Eso lo llevó a escribir una saga de artículos en forma epistolar titulados Ramon Writes ("Ramon escribe" Thomson escribía el nombre sin tilde), donde un joven tarambana vividor que estudiaba inglés hacía como que le escribía a su mentor en ese idioma para practicar, etc.

Esos artículos fueron compilados un par de veces en forma de libro que se agotó rápidamente y ahora el Herald lo reeditó, para placer del equivalente de los "4 arqueólogos", o sea yo y unos cuantos (cuantas, porque las mujeres son mayoría entre las traductoras, su principal público).

La gracia entre los pro es encontrar qué expresiones son realmente erróneas y cuáles no lo son, pero ese juego ya es para gente entrenada y yo soy simplemente un apreciador.

Va fragmento. Y bueno, yo me rio con estas cosas, quevoyacer...


If I have not cut off the head of my mother-of-law it is only because God is big. I have demonstrated an only patience because now that Esther is reestablished there does not exist a motive for her mother to remain. Less bad, because I cannot support her any more.

Last week there came of visit a brother of Esther. He saw how it was and says to me: "But don't preoccupy yourself! You want the old woman to go? It is easy. What you have to do is make the hint that the old one, when he is left alone, diverts himself as never. Then she leaves flying. "You see" -he tells me in confidence- "the old man is an old green one. It makes not much time that he diverted himself with a little manicure."

It is a good thing Arturo tells me. When next she comes of visit I keep this information up my shirt, as you say in English, and if i see that things do not go well, I let fall that about the manicure. Arturo is good to have here. He makes me company. The only thing bad is that he is interesting himself in the little daughter of the cook. That is not good. I know how to comport myself. Arturo is young, and I don't want any bundles here, especially with Esther in her state of delicacy.


3 comentarios:

Patricio Bazán dijo...

Ha ha ha! Very funny! I defecated myself in laughter! We're more of four whom are laughing with that kind of humour!
How deep is your blog. I will pass more followed.
A strong embrace.

yo dijo...

ahhh....ya sé a quien te referís, y justamente el "brutish" es lo que más me aburre....confirmando tu teoría: no todos nos reímos de lo mismo.
La introduacción con la anécdota de la película sí me parece graciosa!!
saludos!:)

brasil dijo...

I'm making pish myself!