viernes, 6 de agosto de 2010

Pity Me

De sopetón, sin decir agua va, la mexicana me espeta:

Por favor ingrese la hora dentro de las próximas 24 horas en la cual desea recibir su llamada de despertador.

Hace una pausa casi imperceptible, y sin dejarme respirar, agrega:

La hora debe ser introducida en formato de 24 horas, dos dígitos para la hora y dos dígitos para los minutos.

Y se pone mandona al final (pegame y llamame Marta):

Por favor ingrese los cuatro dígitos ahora.


Para dejarme tranquilo, reasegurándome de que el mundo, y en especial Telecentro, son parte de un lugar confiable, me relaja con:

Usted recibirá su llamada de despertador a las... 6 horas y cuarenta-cinco minutos.


Lástima ese final, parece coreana o no sé qué.

Pero bueno, mucho no me puedo quejar, desde hace unos 3 años a esta parte, es (casi siempre) la última voz femenina que escucho en el día que se dirige a mí en forma directa antes de irme a dormir.

No es poco.

14 comentarios:

Gabriela dijo...

y si se programa el celular con la marcha nupcial a las 6:45?

Tal vez sufra menos...:P

Roedor dijo...

Gabriela,

1. Marcha nupcial las pelotas. La boca se le haga a un lado. Ahora que lo pienso, nunca escuché la marcha nupcial en vivo dedicada a mí. No hubo ceremonia religiosa en su momento. Y ya no la habrá.

2. ¿Quién le dijo que sufro?

Gabriela dijo...

y mire.. si le dicen asi de sopetòn que ingrese los 4 digotos sin siquiera susurrarle un "ahora bichi.. dale AHORA.. mñmñmññ" es que muy bien no la està pasando.

Recordè escenas de "las puertitas del señor lopez", pero con la señora Lopez, no con Katja.

brasil dijo...

es justo lo que yo estoy extrañando, un queso etorki, un Rutini, y que no me hablen a la noche. No digo mucho, aunque sea un par de años

Roedor dijo...

Las mexicanas no me excitan demasiado, ése es el problema. Quizás si me lo dijeran con acento bogotano o sureño tipo Georgia, en una de ésas... Ahí puede ser que empiece a pasarla bien, che.

Sí, brasil, hay momentos en que uno no quiere escuchar nada. Es así. Clásico chiste (viejísimo) sobre qué es lo que hace una mujer inmediatamente después de tener sexo.

Santiago Segura dijo...

Debo decir "qué triste!" o "qué bien que te libraste de las mujeres"?
Brasil ya lo dijo de alguna manera...

Si sos moderno y tenés un cel maomenos nuevo, ponete alguna niña que cante lindo para despertarte y listo, te olvidás de esa.

Alelí dijo...

No sabía que había regresado...

Respecto de la voz femenina antes de irse a dormir puede decir al menos que se entienden y que entre ustedes han forjado a fuerza de repetición una saludable relación!

beso

Mary Poppins dijo...

duermo sola asi que, lo ultimo son letras de un libro, o un beso de mi perra

y a la manana uso el clasico "despertador", asi impersonal, sin imaginacion correspondiente al momento

me gustaria que alguien me hablara de noche, just for a few minutes

and it will happen again

Roedor dijo...

Santiago, estaba registrando un hecho, nomás. Ni triste ni alegre. Es lo que sucede y a veces está bien y a veces no tanto. No quiero ponerme ringtones con, por ejemplo, "Chelsea Morning" de Joni Mitchell, porque odiaría la canción al cabo de un par de días...

Alelí. Siempre estuve. El asunto es que con la Mexican no tenemos ni un sí ni un no, a lo sumo si me equivoco me indica amablemente que intente de nuevo. ¿Será la mujer ideal?

Mary, salvo lo de la perra, todo bien. El despertador clásico también me pone de mal humor (sí, estoy hecho un viejo protestón). Y si me hablan de noche... no puedo escuchar... ¡porque estoy durmiendo!

brasil dijo...

Otra

Hágase cliente de Direct TV, y llame antes de ir a dormir para quejarse de cualquier cosa. Lo aitenden de un call center que debe quedar en Narranquilla, San Andres o Cali.....

Y te sentis como en casa: una mina que te boludea, y te contesta lo que le viene en ganas aunque no tenga que ver con lo que se está hablando

emeygriega dijo...

Te entiendo. Yo tenía un españolito que me decía
Tienesh-tresh-menshajesh-
Pulsha uno para escucharlos, dosh para deshcartarlos, tresh para .....,cuatro para.....
Al final saqué el contestador, esos covivencias robóticas te hacen sentir muy mal.

Roedor dijo...

brasil, eso no vale: yo soy sufrido pero no masoquista. Los help desks que atienden en cualquier lado son criminales. Yo tuve que sufrir a los de HP, que estaban en algún lugar de México y era ofensivo el contraste entre el tono servil que utilizaban para dirigirse a un "cliente" (ese venía a ser yo), con la alarmante incapacidad para darme una solución (que yo creía) razonable a mi problema. Por lo menos la mexicana esta no me retruca.

M.Y., sí los españolitos son lo pior.

Ahora que me hace acordar, una de mis pelis favoritas de uno de mis directores favoritos gira alrededor de eso. En la Francia de los '60's aparentemente, al menos en París, el servicio de despertador era ofrecido por personas en vivo, como solía hacerse hasta no hace mucho en algunos hoteles. La cuestión es que al protagonista siempre lo llamaba la misma operadora, a quien por obvia asimilación conceptual bautizó como "Aurore", y se la parlaba cuando la mina hacía su llamado diario.

La peli era "L'homme qui aimait les femmes" de François Truffaut. Título para el mercado argentino (no estoy jodiendo): "El amante del amor".

emeygriega dijo...

¿El Amante del Amor? Me estás jodiendo...
Bueno, no ví la película, la veré cuando pueda. Tu pena es una pena colectiva que sentimos todos cuando queremos hablar con un humano, por ejemplo en Telecom o Personal, y nos atiende una máquina ofreciéndonos mil opciones que nunca coinciden con nuestra demanda.
Mujer de Olétenía un proyecto de ley al respecto y la muy bartolita se durmió y le ganó una legisladora PRO.
Es para que nos atiendan robots sólo cuando nos apetece (como en tu caso) pero no cuando quiero pedir la baja de mi línea, por ejemplo.
¿Se dieron cuenta cuántas empresas se manejan con robots y nos tratan como pascualitos?
Pity us.

Roedor dijo...

En realidad la estrategia del "digite uno", etc., es un factor disuasor para las quejas, es el equivalente alámbrico de la clásica cola "amansadora". Mi vieja está sin fono desde hace 2 semanas y como el pedido de reparación ya está registrado, una voz me dice (cuando quiero reclamar) que ya lo tienen registrado, que estamos trabajando para Ud. y toda esa cháchara. El gaucho argentino entonces le encuentra la vuelta y digita cualquier número, y ahí sí te atiende un ser humano. Pero ¡oh, sorpresa! te prometen (como lo hicieron a mí) que "en 48 horas tendrá la visita del técnico". Cuando le contra-argumenté que eso ya me lo habían dicho hace dos semanas, que el técnico había pasado, había desmembrado la caja y había prometido vagamente que volverí "pronto", ahí se transformó en robotito, y me mandó nuevamente lo de las 48 horas, y así ad eternum...

La vida es un sufrimiento, y matar máquinas no es productivo, porque teóricamente no sufren, así que... me conformaré con maltratar operadoras de call center...