martes, 6 de mayo de 2008

Tell me lies, tell me sweet little lies...

Todavía se ve en las calles una publicidad donde a una cuarentona siliconada madre de una adolescente la califican de "orgullo nacional" y la comparan con una marca de automóviles que es una institución en Francia. ¿Qué?

En estos días otra cuarentona, esta vez rubia, casada con tres pendejos y reciente madre, aparece en fotos de una campaña de una conocida tienda por departamentos chilena, junto con la palabra "Hot". Un oxímoron, propiamente.

El (Banco) Galicia sacó la palabra maldita de su marca, ahora es simplemente la región de España, porque sabe que ese término anulado provoca escozor en más de un argentino medio. Pillines.

En una campaña de ese banco, el slogan "Alcanzá lo que querés" no se refiere a cumplir con los anhelos y ambiciones de una mujer que quiere sentirse plena como persona o como ciudadana, o aunque más no sea como madre, como las dos cuarentonas antedichas. No, en la imagen hay una mina cargada de bolsas de shopping. Eso es "lo que querés" para ese no-banco.

Yo creo que todo es una mentira, como decía un cantante barbudo en una canción de García.

Y ahí andamos, caminando por la vida, conviviendo todo el tiempo con cosas que sabemos que no son así como nos las cuentan. Y es altamente probable que ellos sepan que nosotros sabemos.

Pero las cosas siguen ahí.

Como yo intentando hacer mi laburo, tratando de que otros crean cosas que no son.

Interesante, ¿verdad?

30 comentarios:

Mary Poppins dijo...

que suerte que Usted exista en nuestras vidas Roedor.
Alguien nos tiene que explicar las little lies
Gracias! Gracias! y 1000 Gracias!

Roedor dijo...

Mmmmm... eso sonó irónico, Mary.

Yo no intento explicar nada, acá son todos lo suficientemente despiertos, pero ante tanto bombardeo comunicacional, a veces damos por sentadas cosas que si nos ponemos a pensar un segundo sonarían no sólo ridículas sino siniestras. Quelevacer, querida...

Darío / Viaje Secreto dijo...

Somos dos en esa mentira de "hacer el trabajo".
Coincido con este post, sin duda.
En TV o en radio una publicidad tras otra nos van diciendo qué hay que querer tener. De las últimas: "Valorate, cambiá tu viejo celular", el extremo de la idiotez y alienación. Pero bueh... es lo que hay, o lo que no hay.

Roedor dijo...

A mí lo que me gusta de esa publicidad del celular es que aparece un tipo con la bolsa de papel en la cabeza, me hace acordar al Groncho, y por lo tanto me río.

La condesa sangrienta dijo...

Me quedo con las pequeñas mentiras de Fleetwood Mac.

adivinador dijo...

La publicidad que relaciona la valoracion personal con un nuevo celular es siniestra, como usted dice.

Pero es muy posible que sea muy efectiva, no?

Todos Gronchos dijo...

No te preocupés, Yo también vivo de la manipulación y llegué a la conclusión de que si lña gente quiere, hay que darle.

Que se jodan (les gusta)

Roedor dijo...

Mais oui, comtesse. Las dos líneas subsiguientes de la canción son:

Stevie: "Tell me lies...
Lindsey: "... tell me tell me lies..."

Una cosa tan bella fue usada adrede para contraponerla al sentido del post en sí.

adivinador: nada es gratis. Es como dice el Groncho, si les dan es porque le gusta, aunque suene feíto.

Groncho, reitero que salió muy bien en el aviso de gráfica. ¿Le garparon como corresponde?

Lau dijo...

Si lo pedían los Fletwood.... je , que lindo Lindsey cuando era jovencito....

Tal vez la gente se da cuenta de las little lies pero quiere que le mientan!

La publicidad del celular con pantalla ambar que escondés en el bolsillo me pegó en el corazón...porque yo lo quiero a mi celular viejito!!!!
saludos!:)

Luigi dijo...

Desde hace tiempo que le viene dando leña a la Araceli... jejejeje acaso se vé diferente en persona??

Roedor dijo...

Lau, yo también quiero que me mientan a veces. Mi celular no tiene pantalla ámbar pero me di cuenta de que estaba desfasado cuando descubrí que una amiga de mi hijo de 11 años tenía exactamente el mismo modelo... Horror.

Luigi, yo una vez la vi en persona y no llama la atención. Lo último que supe es que un tipo la vio no sé si en un aeroopuerto o por ahí y dijo que... ¡tenía pelos en la cara!

Más horror.

Cosima dijo...

Cómo me gusta esa canción! Y qué recuerdos. Yo que soy una cuarentona, y no soy rubia, y no tengo hijos, y siempre fui una inadaptada bastante convencida, cuando veo ese tsunami de publicidad que te quiere convencer de "LO QUE VOS QUERÉS", te juro a veces me hacen tambalear en mis convicciones.

Lau dijo...

ja...el mío va camino a ser una reliquia...lo que se dice, un celular "vintage"...je

saludos!:)

Anónimo dijo...

Yo, que quiere que le diga...a veces (tirando a siempre) me indigno con más de una publicidad, generalmente con las que venden productos de consumo femenino, y especialmente con las que muestran minas que no pueden cagar...Las odio!!!!

CLAUDE dijo...

Creo que una vez dijiste que te dedicabas a la publicidad. Yo nunca creí en eso. Directamente no percibo la publicidad. Aunque está bueno que se invierta en eso y la prensa pueda funcionar, bla, bla, bla. El otro día me llamaron para preguntarme si Snoopy era una buena figura para una AFJP...

glenda dijo...

El último anónimo era yo...la liga de adoradores del activia me censuró.
Glenda

Roedor dijo...

Cosima, esa es la idea, que usted internalice el mensaje y honestamente crea que lo que pensaba hasta ese momento estaba mal, y vino el "reclame" (como decía mi abuelita) y le mostró la verdad iluminada. Acto seguido, usted saca el plástico o el billete y el círculo se cierra.

Que es lo que queríamos demostrar.

Lau, a mí me gustaba el ladrillo de Movicom. Era re-kitsch, aun cuando era el único modelo disponible.

glenda anónima arrepentida: esas son las publicidades que más me gustan, las minas todas vestidas de marrón y con cara de malco cuando están estreñidas, y luego todas hechas unas castañuelas y de colores cuando "descargaron". Pero quizás en esa publicidad mienten menos, que era el topic del post.

Claude, disculpemé pero yo no le creo a Usted, mi viejo. Es muy difícl (yo diría casi imposible) que alguien en la ciudad de Buenos Aires se sustraiga a los efectos de la publicidad, y más siendo profesional. Queda re-chic decir que uno la ignora, y no me interprete mal, no lo estoy bardeando, pero dudo mucho que usted no caiga en las garras de las mentiras piadosas de vez en cuando.

Que cae en las garras de la "publicidad ideológica", llamada propaganda, me consta...

Ja!

Era un chiste, no se me ofenda.

CLAUDE dijo...

Está bien, lo admito: fumo Parisiennes poruqe me gusta el diseño del paquete.

glenda dijo...

Yo no les creo nada

Roedor dijo...

¿Vio, Claude? Usted termina siendo un afrancesado más...

glenda, sí, usted les cree, les cree, está bajo nuestro dominio... (soy marketinero, no publicitario, que no es lo mismo... es peor).

glenda dijo...

Tiene razón, me voy a comprar un activia por las dudas y me voy a vestir de violeta...y...

brasil dijo...

Pero no hay caso: "Luchemos por la vida" no logra que los dueños de Boras anden a menos de 170 y los de Audis a 200. ¿será mala la publicidad o el producto (la vida)?

O en todo caso: ¿las publicidades de autos son mejores que la vida?

Roedor dijo...

glenda, cuando haga eso aviíseme así me alejo, plis...

brasil, las publicidades de autos siempre son mejores que la vida, salvo cuando aparece la siliconada de mis deseos... Ahí se me va el alma al piso.

Desirée dijo...

El pensamiento crea realidad. Si tanto decimos y nos dicen, y por otro parte, están los que quieren creer eso que ha sido dicho, y que si creen han creado. Entonces...¿lo inventado y aceptado cobra realidad simplemente por haber sido legitimado en la creencia colectiva?

Roedor dijo...

Desiree: si. (no encuentro tilde en el locutorio).

Superchic dijo...

miente miente que lago quedará, funcionó siempre y siempre sea asi

Lindsay (FM) te parto.

Superchic dijo...

miente miente que lago quedará, funcionó siempre y siempre sea asi

Lindsay (FM) te parto.

Superchic dijo...

miente miente que lago quedará, funcionó siempre y siempre sea asi

Lindsay (FM) te parto.

Roedor dijo...

superchic, yo la quería partir a la Stevie en esa época. Ahora no, ahora es una señora mayor, casi como Lindsey.

Alelí dijo...

si no sabemos que queremos, si no nos tomamos unos minutos para que se haga presente nuestro ser. Entonces nos confundimos con todas las porquerías que no quieren vender, que compramos y que nos vuelven a dejar insatifechos...porque no sabemos que queremos...

llegué tarde, pero llegué...