jueves, 10 de enero de 2008

The rhythm of the heat


La estación ayuda, OK.

Dicen que la mayoría de los nacimientos se produce en primavera porque sucede más o menos unos 9 meses después del verano, cuando las pieles están más expuestas. Si somos benignos, deberíamos pensar que entonces el deseo crece.

Yo detesto el calor. Me pone de mal humor en general, pero siempre me resultó admirable el estoicismo de los locales en algunas playas de Brasil y otros lugares de altas temperaturas.
Es como que transpiran con ganas, sin culpa, dejando salir algo más que un líquido con sales de sus cuerpos ya naturalmente lustrosos.

Posiblemente ese fluido sea el jugo del deseo, la materialización líquida, el preámbulo, la banda soporte, el apéritif (otro más, porque ya hay otros) de fluidos más concretos, más tangibles.

A alguna gente las pieles transpiradas les causa rechazo (a mí a veces también), pero a mí me resultan, en determinados momentos, altamente estimulantes. Me gusta sentirme “incómodo”, pasar esa raya casi invisible que separa el malestar típicamente burgués del puro disfrute con mente en blanco, donde soy sólo poros intercambiando sustancias.

Sólo dos cuerpos frotándose, sólo dos pieles patinando una sobre otra, ese siseo de carne lubricada que avanza sobre mí, sobre vos, sobre los dos, rítmicamente, adelante-atrás, arriba-abajo, más rápido-más lento.

El calor está bueno.

Quiero más calor. Deseo más calor.

Deseo más.

Deseo.

18 comentarios:

Todos Gronchos dijo...

Tal cual.

Te cuento una: Hace mil años estudié en Moscú. Desde la ventana de mi habitación se leía una pintada gigantezca en un paredón del campus donde estaba.

Como no entendía un pomo pregunté qué decía: "Que los niños nazcan en marzo".

En Rusia el verano y el calor duran los dos meses de Junio y Julio, justo los nueve meses antes de marzo.

No sé cómo andarán las estadísticas por acá, ya que la plebe se reproduce como conejos.

Saludos!!!

Roedor dijo...

Buena historia. Nunca la dé a conocer en su boliche, porque le van a pinchar muñequitos con su imagen...

La condesa sangrienta dijo...

Ah bueno...! el calor no sólo lo pone cachondo sino que lo inspira en buenas letras.
Muy buen post roedor pero con esto de que "sólo dos cuerpos frotándose" pregunto ¿hay lugar para uno más si usa Rexona?

Roedor dijo...

Para unA más, posiblemente.

Si es Ud., sindudamente.

Mensajero dijo...

confíe en la transpiración. Déjese llevar por sus narinas: se asegurará la compatibilidad genética.

Darío dijo...

Muy cierto lo de la transpiración y lo que transmite.
Es por eso también que en los ultimos tiempos toooodas las fotos con modelos en malla se las ve bien aceitadas, simulando una "especie" de transpiración, y generando en las cabezas el mismo estímulo, de querer zambullirse en esa piel. Como que en ese terreno la transipración ES necesaria. Ahora, si la misma mina está vestida y con camisa y transpirada abajo del brazo creo que el efecto deja de ser erótico.
Saludos!

Roedor dijo...

mensajero, la compatibilidad que a mí me interesa es bastante más terrestre que la genética, qué quiere que le diga.

darío, todo bien, pero si se me aparece cate blanchett hecha un estropajo, yo no salgo corriendo.

La condesa sangrienta dijo...

Ok. cuando me decida a usar Rexona, le aviso!

Luigi dijo...

Mamma mia... después de los ultimos dos post, si yo fuera su compañero de oficina me compraría un calzoncillo de lata con doble blindaje!!!

Roedor dijo...

A mí me gustan con olor a mujer, Countess, no de deo o antiperspirant.

En la oficina, Luigi, el efecto es nulo: el aire acondicionado hace que ande poco menos que con un sweater puesto casi todo el día, cosa poco sexy si la hay, ¿no le parece?

GLENDA dijo...

Bueno, varias cosas:
1) Muy lindo el post.
2) Una cosa es la transpiración de los cuerpos (no importa la cantidad) por el roce de la batalla, y otra cosa es la transpiración devenida de 42º de calor a la sombra...a esa no hay rexona que no abandone, y para mí, no hay cuerpo que quisiera que se me acerque
3) El calor es horrible se lo mire por donde se lo mire
4) Todos gronchos: lo envidio mucho por su estadía en Moscú!!
Saludos

Estrella dijo...

Muy bueno: "están los que transpiran con ganas...", nunca lo había pensado así, pero es verdad que a algunos les sienta bien (y a algunas).

Roedor dijo...

Glenda y estrella, está claro que hay momentos en que no se banca tanta emanación (de hecho en el post lo dice), pero creo que en determinadas circunstancias es hasta un ingrediente más por el cual uno debería perder la conciencia.

En estos días, a raíz de un post con tema zen que apareció por ahí, le estoy dando vueltas al asunto de "perder la cabeza", en meterse de lleno en las cosas sin saber que uno se está metiendo de lleno en las cosas, en ser parte de las cosas. En el caso que nos ocupa, no se trata de convivir con el sudor, sino en SER el sudor.

¿Mesplico?

La condesa sangrienta dijo...

ya entendí! no es lo mismo SER sudor que SER chivo!

glenda dijo...

Sesplica, pero sigo sin convencerme sobre el atractivo del ingrediente en cuestión...que se le va a hacer, soy pingüina nomás.

Lucy in the Sky dijo...

"Los hombres sudan, las mujeres transpiran" escuché por ahí una vez. La diferencia puede ser sutil pero supongo que puede convertirse en parte del ritual donde se ven claramente los roles de cada uno.

De todos modos, me sigue pareciendo mucho más romántico el escenario que se encuentra a la orilla de la chimenea.

Sigo leyendo.

Roedor dijo...

La otra cita que escuché yo es que el manager de Rita Hayworth había dicho "Las mujeres transpiras, Ms. Hayworth emana".

Esa está buena.

Lucy, iba a criticarte tu manera burguesa de disfrute, pero después de espiarte un poco me dí cuenta de que es difícil pelearle a un hogar encendido a leña en la Patagonia...

Así es el calor (que me sigue gustando).

Todos Gronchos dijo...

Glenda, amor, tengo fotos para mostrarte...



Que los niños nazcan en octubre!!!