viernes, 18 de enero de 2008

La Argentinidad al Pedo

Están todos indignados.

Se vinieron los peronchos, los negros, los corruptos, los controladores de precios, los matones Fernández, la Cris con sus Birkin Bags de 6 lucas euro y todo eso. Y ellos/ellas están indignados/as.

Están enajenados, la gente honesta, comentan en foros de diarios, en la calle, en los cafés, en algunos blogs, la gente decente que respeta la ley (pero coimea al cana), que no quiere que les destruyan la familia (pero engañan al cónyuge), que paga sus impuestos (pero falsea sus declaraciones de ganancias o subvalúan una propiedad).

Los negros volvieron, cortan las calles. Un barbudo desaforado sale a refrescarles qué era eso del derecho de peticionar o manifestar y lo defenestran. No así a los clases medias que cacerolean porque les cortan la energía. No, ésos son gente como uno.

Los descastados de un modelo económico que lleva décadas se están por caer del mapa y se aferran con su alma de un laburito en el gobierno de la ciudad. Todos vagos, todos negros, todos putos. Los que no son ñoquis caen la bolsa de los que sí lo son: para ellos es todo así, negro o blanco, privatización o estado, blanco o negro, como en la época del tío Bernardo que proponía a Avelino Porto para salvar a la patria. Los que se cayeron, se cayeron. "Pobres habrá siempre", decía el innombrable, a quien muchos extrañan (en realidad extrañan el aeropuerto de Punta Cana).

Un ingeniero bigotudo y pusilánime como el protagonista de "Gracias por el fuego", crecido a la sombra de un padre castigador, saca pecho y se rodea de personajes mefistofélicos que asustarían a los peores corruptos de décadas pasadas. La gente indignada le da cátedra de Derecho a jueces (que fueron a la universidad) y esgrimen que los votos valen más que la letra escrita. No pensaban lo mismo sobre los votos cuando se secuestraba, violaba, torturaba y asesinaba gente en otras épocas.

El Groncho los describe mucho mejor que yo, sociológica y hasta entomológicamente, pero a mí me indignan igual.

Estoy tan indignado como ellos.

¿Soy tan indignado como ellos?




6 comentarios:

Mensajero dijo...

Y chille, y chille, y chille roedor chille!!!!!

Roedor dijo...

Sí, qué quiere que le diga, mi viejo... Parezco la versión especular de esos mismos que critico. Es más, el propósito de este post posiblemente haya sido ese.

Glenda dijo...

No está solo en la indignación Mr. Roedor...

Roedor dijo...

Sí, Glenda, pero ellos son MUCHOS más, y vienen "a" por nosotros...

adivinador dijo...

No son muchos mas, Roedor.

Son muchos mas en los blogs. Estan sacados de odio y terminamos todos en un microclima "blogorila" donde todos parecemos porteños macristas.

Que va cerle...

Roedor dijo...

Sep, efectivamente. Son los que afirman alegremente cosas tan ombligocéntricas como "hoy todo el mundo tiene acceso a internet" y esas lindezas.