lunes, 26 de marzo de 2007

Así de sencillo


Es una pena que los sucesos diarios, los que nos pasan y les pasan a los demás, no sean como una buena canción de Elton John.

Cortita y al pie. Perfecta. Redonda. Que se termina y te olvidaste. Pero viene otra.

Lástima, ¿no?

18 comentarios:

La condesa sangrienta dijo...

Los sucesos diarios, como Candle in the wind, se repiten y se recrean. Nunca falta una Diana o una Marilyn que cuelgue su lágrima o su sonrisa.

Roedor dijo...

Ja! No tiene nada que ver, debe ser que soy joven para ser de la "generación Marilyn", pero a veces pienso que la rubia se fue al otro lado sólo para que le escriban esa canción.

Por lo demás, yo quiero la vida fácil, countess, nada de complicaciones, cosas redondas y perfectas. Para vivir complicado ya tengo mi vida.

¿Lo qué?

La condesa sangrienta dijo...

¿cosas redondas y perfectas? hasta donde leí, no le gustan las tetas de plástico...
Felicitaciones por su nueva y musical casa, cuando pase por la mía, firme en azul...!

Sargento Pepe dijo...

Roedor, no sabía de la existencia de su blog. Ya era hora de que dejara de escribir sólo en blogs ajenos e inaugurara uno propio.

Roedor dijo...

Sergeant, una de dos: Usté es muy amable o es un maestro a la hora del sobreentendido.

Si le molesta, dejo de verter ideas brillantes en su ya brillante blog...

Roedor dijo...

Me olvidaba.

Countess, yo conocí en directo (con verificación incluida) tetas redondas y perfectas y le aseguro que de plástico no tenían nada.

De todos modos, sigo ofreciendo mis servicios para ese tipo de controles de calidad.

La condesa sangrienta dijo...

va a terminar en cana, querido. Esas redondeces perfectas sólo se dan en la pubertad.

Sargento Pepe dijo...

No hay ninguna sutileza en lo que dije, Roedor. Disfruto sus comments desde Barra de Seriales y siempre me pareció que se merecía un blog propio.

Herbie dijo...

Lerdo yo? Acabo de llegar a tu blog y me siento muy cómodo. ¿A qué hora sirven la cena?

Roedor dijo...

Ups.

Pensé que no había suprimido la entrada, como dice ahí.

Lo que quise decir y que motivó el comentario del Sargento era o que era un buen tipo o muy amable, o un maestro en el arte del sobreentenido (o sea, que me sugería no escribir más en otro lado que no sea acá).

Perdón. Apreté mal la tecla.

Los años no vienen solos.

Gracias, Sergeant.

Roedor dijo...

O alguien suprimió su propia entrada, ahora que leo bien.

No entiendo.

Exijo una respuesta ya.

Quiero una audiencia con el presidente K, que intervenga de inmediato.

Acá hay muchos chicos que cruzan por esta esquina...

Sargento Pepe dijo...

Yo mismo eliminé mi comment, Roedor.
Rara vez me convence lo que escribo, por eso suelo editar varias veces o eliminar mis propios posts y comentarios.
Se pueden borrar los comentarios que quedaron vacíos haciendo clic en el tacho de basura. Hágalo y sálveme de este papelón.

ElTeta dijo...

Me sumo a la ola felicitatoria.

estejulioesuno dijo...

Elton John es el Alejandro Lerner inglès, igual de liviano, igual de mediocre. Lo único que el peluca ya está salvado y nuestro rockero tiene que subsistir haciendo canciones para teleteatros que se repiten desde aquuel insufrible una vez maaas..., que creo que era de la pandilla del golden rocket. Parece mentira, roe, que teniendo tanta variedad y calidad de gustos, te ocupás de estos lamentables. Una pena.

Roedor dijo...

Herbie, me había olvidado de Usted. Una de las razones por la que lo tengo linkeado es porque envidio el avatar o como se llame el dibujito que tiene ahí al costado.

Y porque tiene venenito en la yema de los dedos, también, cosa a la que aspiro.

Roedor dijo...

Julio, no le permito, che.

Haga una cosa. Consígase los siguientes discos:

1. Elton John. Se llama así nomás, tiene "Your song", tapa negra con retrato del enano cuando no era tan gordita (no me equivoqué de letra).
2. Madman across the water
3. Tumbleweed connection
4. Honky chateau
5. Don't shoot me I'm only the piano player
6. Goodbye yellow brick road
7. Caribou
8. Captain Fantastic and the Brown Dirt Cowboy
9. Rock of the Westies.
10. Song from the West Coast (para poner uno de los últimos).

Pueden no ser todos, pero no menos de 3 ó 4. Están entre lo mejor que se ha escrito, tocado y cantado en la historia de la música popular. No me lo juzgue solamente por el traje fucsia cuando compartió el escenario con el nabo de Eminem o le cantó a la princesa muerta por los paparazzi (destrozando una canción bellísima, de paso, pero él fue el que la compuso).

Hágame caso, va a descubrirle la cara a Dios, y no va a perder ninguna virtud en especial en el intento.

Herbie dijo...

Ese venenito lo tiene, Roedor, quédese tranquilo. Ceustión de sacarlo todo afuera, como la primavera ¿?

Roedor dijo...

Herbie, no me haga más esas citas literarias que le deschavan la edad. No lo salva ni el flequillito ese tan monono que luce.