sábado, 27 de diciembre de 2008

Same shit different name

Hoy es sábado a la noche y estoy en casa. Acá me voy a quedar. No hay mal que por bien no venga. El viento que viene del Este es medio cálido pero los nubarrones no me caen mal. Me sirvo un scotch comprado en el chino de apuro (por eso le puse mil hielos), y mastico algunos maníes. Como algunos saben, vivo justo frente a un conocido estadio deportivo que hace las veces de templo del rock/pop. Ahora tiene nombre de bebida sin alcohol.

Toca Almafuerte. No me banco a Iorio, no porque sea un brutazo intolerante, antisemita y ultranacionalista peligroso, sino porque la música que hace me parece pobre, las letras patéticas, pero básicamente porque su discurso presuntamente patriótico se lleva de narices con la obvia influencia que siempre tuvo: una banda de Sheffield que hizo historia cuyo líder ahora tiene Parkinson pero todavía carbura algunas cosas. Re-telúrico, Sheffield, mirá...

Me asomo al balcón, ya no hay barquitos en el río, oscurece en minutos nomás. El gallinero a mi derecha es una tumba silente. Nunca estuvo tan callado y ausente.

Hago una panorámica de los fans que están por entrar, son no menos de 200, pero no parecen muchos más, quizás lleguen unos cuantos en un rato. Mientras tanto, hago un paneo casi superficial y me doy cuenta de que sólo 3 ó 4 de ellos llevan una remera que NO sea negra.

Me pregunto cuál es la diferencia entre ellos/ellas y las pendejas re-fashion que en unos días asolarán las playas del Este con el último hit de la moda, siempre ellas, no más de 20, con buen apellido y cabesho rubio, luciendo lo que hay que lucir cuando hay que lucirlo. Trend setters, les dicen con buen criterio, y está bien que así sea, alguien tiene que hacerlo.

No son ellas objeto de mofa, más bien parecen auténticas heroínas pioneras al lado de estos muppets que gritan a los cuatro vientos el aguante, la autenticidad, la fraternidad de las huestes metálicas y todas esas pelotudeces.

Mientras tanto, la versión de "Ámbar Violeta" arreglada por Gandini (padre) que está en "Moda y Pueblo" de Fito Páez suena bien, realmente bien. Fito Páez a esta altura es casi el Che Guevara al lado de ciertos payasos.

9 comentarios:

Superchic dijo...

todos buscan su grupo, aunque me doy cuenta que el grupo dominante, que siempre fué el "cheto" entre los sub20, es ahora, por quizas primera vez, desplazado por el " flogger", que dentro de su posible "chetada" abarca elementos mas propios que impuestos.
Al menos en tu cancha suena algo de música...en la mía es siempre partido de fútbol!!! Y finales!

brasil dijo...

Roe, ya sabe mi opinión sobre "adherir", y su relación inversamente proporcional con el análisis y la inteligencia...

Es rarísimo que para creerse único, individual e irrepetible la gente tienda -justamente- a adocenarse

Esto vale para cualquier cosa: secta, floggers, evangelistas, o defensores de la ballena blanca

emeygriega dijo...

Pobres pibitos, no sean lapidarios. Recuerden su juventud y vean si no usaban algún disfraz. En los 80s usábamos unos que mamita querida! (las mujeres, al menos). Todas vestidas iguales. Y ustedes con los mocasines Guido o con los pelos rockeros, guitarra en la funda y estilo Robert Plant, pero con acné.

bonito lunch dijo...

feliz año nuevo!
el año que viene la seguimos.

Roedor dijo...

Sí, todos buscamos nuestro grupo, y yo hasta era medio intolerante a esa edad, pero evitaba uniformarme, creo que en lo único que transé en su momento fue en la camisa escocesa, pero no en otras cosas. Yo al menos no me creía muy diferente a los demás, ni me creo ahora.

Las chicas, es cierto, siempre andaban con un attire ad hoc. Ni hablar cuando entraron en los ochenta, con esos rulos en la frente y los spandex violeta y amarisho, y esas cosas...

Horror.

A mí siempre me gustaron las nenas con faldas.

bonito, tráigase unos souvenirs de la Polinesia, me hace el favor.

En uno de los clubes de enfrente están rifando entra la concurrencia... una botella de Bailey's...

Tan bajo hemos caído. Si fuera un Wild Turkey, todavía.

brasil dijo...

Yo no soy de la época mocasines de Guido. Campera verde oliva y botitas de gamuza sip y por supuesto camisa ombú de grafa y alguna remera abajo aunque hiciera 43° a la sombra ¡que spuzza! Y como decía el finado Minguito algún libro (el más raro posible) bajo el brazo, como ilustrasobacos

¡feliz año a toítos!

Protervo dijo...

el otro día casi salgo con una trend setter.

Estabamos en la previa de la cosa, en el continuo, facebook, mensajito, charla telefónica y tenía muy linda voz.

linda voz e insoportable, tan high maintenance, tanto preguntar giladas, que le cancelé y me fuí a comer un vaciopan a choribayres.

dame barro.

Roedor dijo...

Las high maintenance, qué historia... se puede escribir un post sobre eso. De hecho los guionistas de "Friends" una vez se pasaron un capítulo entero hablando de ese tema (obviamente, la high maintenances era Monica).

Lo bien que hizo con el vaciopan. Ese se tolera. No se acepta morcipan, ni mucho menos chinchupan. He ido al choribayres de Mendoza y Ciudad de la Paz más de una vez con dos de mis hijos. Rulea de verdad, lástima que se avivaron y te cobran como si fuera el Faena.

Anónimo dijo...

The eighties was a great and wonderful era to have grown up in or lived in!
[url=http://www.theeightiesfashion.com/]eighties fashion[/url]