lunes, 9 de junio de 2008

Lo que es no tener cara


Hay lugares mejores en París, sin duda. Hasta yo podría haber elegido una foto mejor, un tanto más chic. Pero sin dudas que la Place de la Concorde no es el equivalente de los suburbios ex-industriales porteños, ese ámbito donde la pobreza se huele. Yo estuve allí, y no está nada mal.
Ayer o antes de ayer, el ex ministro de Economía Lousteau fue "escrachado" por un grupo de elegantes ciudadanos argentinos en un restaurant mientras intentaba cenar en compañía de gente conocida, entre ellos el mismísimo embajador de nuestro país en Francia. Esto se lee: no era un fast-food, el lugar.
Los indignados compatriotas se pusieron a gritarle, acusándolo de "hundir el país" y esas cosas.
Los mosaicos del lugar, que no comen vidrio, invitaron gentilmente al sr. Lousteau y sus acompañantes (no menos de seis personas) a retirarse para no generar despelote.
Me pregunto con cuánta autoridad moral esos compatriotas (según las noticias, muchos habían ido a presenciar el torneo de Roland Garros, al igual que cierto ex ministro de la Corte Suprema en otras épocas) dicen lo que dicen.
Y no hablo de cosas ilegales. Casi cualquier persona que tenga los recursos para tomarse esas lindas vacaciones posiblemente se haya quedado con algún vuelto en la "cadena de valor" del trabajo. Esto tampoco implica sugerir ilícitos, como dije antes. ¿Cuán "sufrientes" son? ¿Dónde estarían si en sus cosas les hubiera ido bien, o sea si el sr. Lousteau no los hubiese castigado con su mala praxis? ¿Dueños de un ala completa de ese hotel en Dubai que parece un velero en medio del mar?
Todo esto, sin avalar la orientación política y ecónómica del ex ministro (que no la avalo), me parece una pura y simple payasada.

13 comentarios:

bonito lunch dijo...

algunos muchachos del campo estaban en paris reponiendose del stress del lock-out.

Darío / Viaje Secreto dijo...

De los escraches más top que hubo.
Un tanto desubicado creo.

Lau dijo...

es que "escrachar es cool" viste??

saludos!:)

Roedor dijo...

Un comentario tendencioso diría: a esos mismos no los vi nunca en Cabildo y Matienzo manifestando frente al edificio donde vive un ex militar acusado y condenado de asesinar a miles de personas.

Posiblemente ese haya causado algo más de daño que Lousteau.

adivinador dijo...

Hace un par de meses me parò durante un par de horas un piquete en San Pedro. Hombres y mujeres bien vestidos, que habìan estacionado en la ruta autos , jeeps y picks carisimos nos daban volantes y nos convidaban coca cola, para que no putearamos por clavarnos en la ruta, nosotros los que estabamos trabajando.

Parecia muy irreal que estos tipos de clase media-alta hicieran piquetes con gaseosas para convidar, onda lunch, y usaran frases como "peligra nuestra subsistencia" , en un pais con el 30% de la poblacion bajo la linea de pobreza. Esto que le pasò a Lousteau demuestra que piensan exportar esa manera glamorosa de piquetear y escrachar.

Tal vez ahora dejen en el frio de las rutas a las mucamas y los peones , para ir ellos a piketear en ambitos mas armónicos con su clase

glenda dijo...

Comentario Tendencioso: quizá estos también formaron parte de ese grupete que miraba escandalizado como le pegaban una trompada al turco Julián en un bar de Congreso; o como increpaban a Astíz en Bariloche.
No estoy en contra de los escraches, pero me parece que no cualquier perejil se lo merece.

Anónimo dijo...

a decir verdad, poca gente en este país tiene autoridad moral, inclusive los que día a día escriben en blogs, solo intenciones, pero no bastan si son solo eso. Salutti.

Mr. Hook dijo...

es que pelotudos hay en todos lados.
Sin ir mas lejos hay gente que se puso triste por la muerte de Bernardo..

Hay que pegarles unos cachetazos

mirma dijo...

con qué plata se habrán ido los escrachantes a Roland Garros?
sojuzgarán a sus mucamas y a su empleados? pagarán impuestos?
qué fuerza revolucionaria ha cobrado nuestra clase media, che.

Roedor dijo...

adivinador, qué nivel, ahora que se viene el caos social, como dicen muchos de ellos, avíseme dónde era así la paso bomba...

glenda, los escraches no están mal, y ahora que lo pienso cada uno tiene sus intereses y por lo tanto en principio me parecen válidos todos. Sin embargo, algunos me parecen más ridículos que otros.

Anónimo, yo mismo cuestiono la autoridad moral de muchos. Pero eso va por segmento. En algunas cosas sí puedo sentirme como para juzgar algún hecho en particular. La mayoría de las veces, no.

Mr. Hook, es raro eso de ponerse triste porque se murió ese tipo, ¿no? Lo que no me banco de todo es que algunos lo reivindicaban cuando era absolutamente irreivindicable, si existe el término. Lo que me queda claro es que era un periodista como pocos, lástima el resultado...

mirma, no sé ni me importa. Posiblemente tengan un esqueleto en el closet también. De ahí sale lo de la autoridad moral.

Patricio Bazán dijo...

¿Cabe denominar a esa patoteada como "escrache"? La función del escrache es la de revelar a un delincuente oculto, mimetizado en vecino tranquilo, para que sus pares descubran quién es en realidad.
Vale decir, Lousteau no es Klaus Barbie, ni el Turco Julián, ni Pinochet. A lo sumo, un funcionario con aire a Annakin Skywalker que fue eyectado cuando no fue de más utilidad.
Insisto: eso no fue un escrache. Y yo, que el maitre, los sacaba del restaurant a patadas en el ogtó, sacre bleu!

Anónimo dijo...

pasáme tu dire así te escracho por escribir pelotudeces.
qué fácil es ser políticamente correcto y odiar a todos, escrachados y escrachadores, seguro que si leen este blog se iluminan

Roedor dijo...

Patricio, es así, esta gente estaba seriamente afectada por las barbaridades que hizo Lousteau y que los sumió en la pobreza más abyecta.

Anónimo querido, me encanta cómo los extremistas no soportan que alguien no tome partido claramente por un lado o por otro. Eso los pone muy nerviosos. Usted se pierde los matices, mi viejo...